BCBA logo

Foro de Ciencia y Tecnología para la Producción

Empresas pymes y empresas familiares

Una empresa de familiar, se trata de una organización operada y controlada por los miembros de una o más familias y que es su medio de vida. Generalmente organizaciones con alto contenido afectivo, dado que la familia está involucrada e incorporada a la misma, los temas familiares se entrecruzan con los de la empresa, a veces esto, en especial en la primera etapa, fundacional, tiende a ser positivo (toda la familia ayuda a la empresa) pero más tarde, cuando la organización crece, termina creando confusión, por ejemplo, la confusión de roles (simultáneamente el de hijo y empleado).

Las empresas de familia requieren un trato especial en cuanto a su conformación, desarrollo y mantenimiento y por supuesto, desde punto de vista macro son de vital importancia para la economía de un país, por ejemplo en Argentina el 80 % de las empresas son familiares sean éstas Grandes, Medianas o Pequeñas.

Es muy complicado, en especial, cuando se trabaja los protocolos de sucesión, separar con éxito, la familia y la gestión, esto requiere mucha persistencia, paciencia, comprensión de todos los actores involucrados (dueños y familia), si esto ocurre el éxito esta garantido.

Si bien la tasa de nacimiento es alta, lamentablemente, no todas se desarrollan, la mayoría de ella no pasan a la segunda generación, (empresas de hermanos) y muy pocas a la tercera (empresa de primos) y poquísimas a la cuarta (corporación familiar).

Por supuesto, un adecuado tratamiento de los puntos críticos mencionados, va a aumentar la probabilidad de crecimiento y desarrollo, de esta manera, la organización familiar, lograra el objetivo de crecer, desarrollarse y sobrevivir, más allá de las personas y del tiempo.

En consecuencia, nos preguntamos, cuáles son los temas y problemas más críticos en este tipo de empresa?, veamos algunos de ellos:

  1. Crecimiento y Desarrollo de la empresa:
    Es de crucial importancia, el fundador debe en algún momento preguntarse lo siguiente: ¿Continúo como estoy? o acepto el desafío de crecer, con todos los problemas que esto supone.
    Si opto por la segunda opción, debo desarrollar de nuevos productos, incorporar personal no familiar y familiares no propietarios, ingreso de los hijos y sucesores naturales, aceptar los cambios en la gestión, en la producción y en la venta, etc.
    La resistencia a crecer está a flor de piel y aparecen preguntas tales: ¿por qué tengo que hacer eso?, si todo está bien y no hay grandes problemas, ¿por qué correr riesgos tomando más gente?, ¿por qué invertir?.
  2. Sucesión
    El / los dueños deben preguntarse con valentía, lo siguiente: “después de mí qué es lo que viene, el caos o el crecimiento”, para el emprendedor su organización, creada o recreada por él es su hijo y desea que esta continúe más allá de su presencia física en la misma.
    Cómo se organiza eso, los hijos querrán sucederme? mis yernos y nueras estarán de acuerdo?, que pasara con mis nietos?, que pasa si nadie de la familia intima quiera seguir con la empresa?, debemos designar un profesional ajeno a la familia para que dirija la empresa?, deberíamos crear un consejo de familia para que fije las políticas generales, como se distribuye la renta y los sueldo de los familiares propietarios, etc.
    Hay que empezar lo antes posible que empezar a trabajar todos esos temas, si nos sorprende, por ejemplo la muerte prematura de algunos de los dueños, sin haber aclarado que sucedería cuando no esté, es altamente probable que la empresa entre en caos.
  3. Los conflictos
    ¿Cómo los administro? no es lo mismo un problema con una persona ajena a la familia, que con hijos, hermanos, sobrinos u otro tipo de vínculo familiar de amistad con alta carga afectiva.
    Es muy difícil desvincular a un cuñado que no cumple con las obligaciones en su trabajo (es el marido de mi hermana)
  4. La gestión gerencial
    No es fácil organizarse en este tipo de emprendimiento. El recuerdo de una etapa fundacional, donde el dueño, marcaba el ritmo y decidía hasta en lo más mínimo, a pasar a una estructura madura y descentralizada, asusta y como consecuencia, a veces paraliza todo cambio (si hasta ahora nos fue bien, para que cambiar) es cómodo renunciar a desarrollar una nueva forma de gestión, prefieren continuar de la misma manera.

* Provisoriamente, vamos a considerar empresa de Familia y Familiar como sinónimos